Aprender de un maestro

 

Mucho se está hablando ahora del BDSM a causa del estreno de la película Cincuenta sombras de Grey basada en la trilogía de la escritora británica E.L. James. Pero, antes, mucho antes, hubo un maestro del placer por el dolor. Se trata onatien Alphonse François de Sade (1740-1814), conocido por su título de marqués de Sade, cuyos devaneos se vieron envueltos en diversos juicios. El extracto que va a continuación lo hizo Rosa Keller ante el juez de instrucción durante su juicio en lo que se llamó el Escándalo de Arcueil.

“Luego el amo extrajo un látigo de siete colas de su maletín y empezó a flagelarme, sin tener piedad de mí ni escuchar mis súplicas… La sangre empezó a salpicar mi cuerpo, a correr por hilillos por él… El Marqués se arrojó sobre mí y, cayendo a mis pies, bebió mi sangre lanzando gemidos, gritos de placer… Entonces perdí el conocimiento. Cuando volví en mí, estaba en el lecho y a mi lado se hallaba el Marqués. Me hallaba aún desnuda, pero vi que mis heridas habían sido cubiertas por una pomada y ya no sangraban. Él tenía una expresión lánguida, de satisfacción infinita”.Le Marquis de Sade

Los cinco lenguajes del amor

Hay personas que tocan mucho, otras que, jamás, te dirán te quiero. Pero eso tiene una razón: no todo el mundo percibe las mismas cosas de la misma manera. Existen multitud de factores (educación, entorno familiar, sensualidad…) que influyen en la forma de comunicarse de las personas. Lo importante es aprender a distinguir (y respetar) la forma que tu pareja tiene de expresar sus sentimientos.

Según el coach Fady Bujana en su libro El amor excelente (Ed. Edaf) existen cinco tipos diferentes de lenguajes del amor.

1. Palabras de refuerzo positivo. “Algunas personas son muy verbales y tienen una sensibilidad marcada hacia las palabras, tanto las que pronuncian como las que se callan. Las palabras de apoyo o refuerzo positivo, desde un sencillo te quiero hasta una declaración de amor, les dan alas y ganas de vivir, les hacen sentirse inmensamente queridas. La ausencia de estas palabras o, peor aún, los insultos o menosprecios, las marcan y hieren en profundidad”.

2. Apoyo, servicio. “Algunas personas perciben el amor a través de los hechos, en concreto de los gestos de apoyo o de servicio. Tal vez tú o tu pareja sois de esas personas para las que el verdadero acto de amor consiste en remar en la misma dirección, en echar una mano, ayudar o apoyar en distintas tareas domésticas o personales. Si este es el caso, la pasión también pasará por cumplir y responder a esta expectativa”.

3. Tacto. “La piel es el órgano sensorial más grande del cuerpo. Para ciertas personas, tocar y ser tocada cuenta más que cualquier palabra. De nada vale decir cosas bonitas si no vienen acompañadas de besos, abrazos o caricias. Para otras personas, el exceso de tacto provoca cierto malestar”.

4. Regalos. “Regalar cosas significa para algunas personas que la aman de verdad. No es materialismo, pues lo importante no suele ser el objeto en sí, sino el pensamiento, el esfuerzo, la dedicación o la generosidad que hay detrás del presente”.

5. Tiempo. “Recibir tiempo y atención de calidad es la forma en que ciertas personas perciben el amor. Por el contrario, la ausencia permanente o las citas canceladas son interpretadas como falta de interés y causan estragos en la relación”.

Está claro que es importante conocer a la pareja para complacerla pero, cada uno es como es. Aunque todos tenemos algo de cada una de estas categorías, en cada persona prima una o dos por encima de las demás. La intención de comunicar es lo que cuenta, no cómo se hace. Eso sí, tendrás que aprender a traducir el ‘idioma’ en el que habla tu pareja. Ten esto en cuenta antes de enfadarte con ella o deprimirte.

Street art. Heart boy.

 

 

 

The ‘Loneliness’ of Being ‘Single’

By Babs NYC.

Being the Third Wheel is Awesome!

This was not said with sarcasm, it was said with all honesty. Being the third wheel is fucking awesome!! It’s like being a little kid with two loving parents that never think you do anything wrong! Of course, by your late twenties one shouldn’t exactly be friends with anyone they don’t want to be, so those good friends of yours are also in good relationships. If they weren’t, you wouldn’t bother with them and their eye-rolling heartache. This is the logic, as well as a way to show love to you couples who call this section ‘The Loneliness of BULL SHIT’ but love me anyway.

Your female friends date guys that you would marry (but as a professional third-wheeler/friend you don’t even play that game). These dudes buy you drinks at bars without even asking. In fact, he buys you drinks, makes you drinks, and dares you to drink more. He suggests you come with he and his girl/your friend to a baseball game or a concert. He gives you kisses like an Italian grandfather. He holds the door open for your friend AND you. These boyfriends give you massages when you’re sore and whining like they’re your gay guy friend. He submits artwork to your monthly newspaper. He tells his hotter friends to make out with you. He laughs at your jokes particularly when they’re horrible. When his girlfriend is too drunk to tell you what they’re up to he texts you or answers her phone to talk to you. He plans your female friend a surprise graduation party which you know will thrill her but he does so on YOUR birthday so you can’t go and you have to remind yourself he’s a guy. And a good one at that.

Your male friends date the coolest of chicks. She always tells you how good you look. She asks for your help in arranging a night out for you all. When your guy friend is being a jerk to you she yells at him so you don’t have to. On your birthday she shows up with flowers. She recommends movies and restaurants that you would like. She gives you her email address so she can receive your monthly newspaper. When you have mascara all over your forehead she tells you (NOTE: that’s what ALL friends should do).

On the rare occasion that these couples argue it is handled with such care and tact! When these drunken spats happen the couples notice your sad product-of-divorce smile and comfort you and apologize as soon as they can, showing such maturity and thoughtfulness. One of my best girlfriends recently said to me, “Don’t worry Barb, he’s going to be the father of my children, we just have to get this out of our systems.” So I happily went back to drinking and then took home one of her friends.

You see, normally these couples would be chillin on the couch, watching whatever it is they always watch together. But when they invite the third wheel, or any and all of their single friends as a third-wheel-unit, you become the form of entertainment. It’s practically your duty to get as drunk as possible in front of them that way the entertainment value is much better than that on Bravo. That’s right, it’s your duty to take your shoe off and throw it inside their house as hard as you can and break the glass of the picture frame of that couple in Jamaica. So you’re welcome, couples. More importantly, I’d like to thank you guys. That Jack Nicholson line, “You make me wanna be a better man” comes to mind. I’ve spent the last two years studying you, admiring you, and been comforted in being single by knowing that one day I’ll have what you have. Awwwwwwww.

Source: funnyjunk.com

¡Ser el “candelabro” es genial!

No lo he dicho con sarcasmo, lo he dicho con total honestidad. ¡Ser el candelabro es la bomba! ¡Es como ser un niño pequeño con padres amantísimos que piensan que nunca haces nada malo! Por supuesto al final de la veintena nadie debería ser exactamente amigo de alguien que no le apetece, así que tus buenos amigos mantienen también buenas relaciones. Si no lo fueran, no los molestarías. Esta es la lógica, escribo esto para mostrar amor a todas esas parejas que llaman esta sección “La soledad del montón de mierda” pero de todas maneras me quieren.

Tus amigas salen con chicos con los que te casarías (pero como “candelabro” profesional/amiga ni siquiera entras en el juego). Estos tíos te compran copas en el bar sin preguntarte. De hecho, te compran copas, te hacen beber y te retan a que bebas más. Sugieren que les acompañes a él y a su novia a un concierto o partido de baseball. Te dan besos como un abuelo italiano. Abren la puerta a tu amiga Y a tí. Estos novios te dan masajes cuando tienes agujetas y hablan como si fueran tu amigo gay. Les dicen a sus amigos más guapos que se enrrollen contigo. Se ríen de tus chistes particularmente cuando son malísimos. Cuando la novia está tan borracha que no puede decirte dónde están, ellos te mandan un mensaje o contestan su teléfono para hablar contigo. Planean una fiesta de graduación sorpresa para su novia, que sabes que a ella le va a emocionar, pero lo hacen en TU cumpleaños así que no puedes ir, y tienes que recordarte a tí misma que son chicos.

Tus amigos salen con las tías más guays. Siempre te dicen lo guapa que estás. Te piden ayuda para organizar una noche de fiesta con el grupo. Cuando tu amigo te está molestando ellas les gritan, así no tienes que hacerlo tú. Te traen flores en tu cumple. Recomiendan películas y restaurantes que podrían gustarte. Cuando tienes rimmel en la frente te lo dicen (NOTA: Eso lo deberían hacer todos los amigos).

En la rara ocasión en que estas parejas pelean, se hace con mucho tacto y cuidado. Cuando estas peleas de borrachos aparecen, las parejas notan tu cara triste (con sonrisa producto de divorcio) y te consuelan y se disculpan, mostrando gran madurez. Una de mis mejores amigas me ha dicho recientemente “No te preocupes Babs, va a ser el padre de mis hijos, sólo tenemos que sacarnos esto del sistema”. Así que volví a beber felíz y me llevé a uno de sus amigos a casa.

Ves, normalmente estas parejas estarían en el sofá viendo el programa que les gusta mirar juntos. Pero cuando invitan al “candelabro”, o a cualquiera de sus amigos solteros, te conviertes en una manera de entretenimiento. Prácticamente tu misión es emborracharte delante de ellos, de tal manera que el nivel de entretenimiento sea mayor que el del programa en Bravo. Sí, tu misión es quitarte un zapato y tirarlo con fuerza dentro de la casa y romper el cristal de la foto de la pareja en Jamaica. De nada, parejas. Mucho más, gracias chicos. Me viene a la mente esa frase de Jack Nicholson “Haces que quiera ser un hombre mejor” . He pasado los últimos años estudiándoos, admirándoos, y contenta de estar soltera sabiendo que algún día tendré lo mismo que tenéis vosotros. Awwwwwwwww.

Manos de hombre

Mirar las manos de un hombre que acabas de conocer es irresistible, casi de forma inconsciente las mujeres buscan en las manos de los hombres algún dato revelador sobre ellos. La manos hablan de nosotros mismos. Y no es raro imaginar cómo esas manos pueden agarrar un cuerpo e incluso rasgos más profundos de la personalidad. Hay infinidad de leyendas en torno a la relación del tamaño de las manos y el tamaño del miembro viril. Aunque los científicos no han encontrado pruebas que vinculen ambas dimensiones, lo que sí es cierto según un estudio de la Universidad de Ginebra es que a las mujeres nos atraen los hombres con dedos largos. El éxito de estos varones se explica en la relación entre el dedo anular y el índice, especialmente de la mano derecha. El tamaño de los dedos habla de la exposición de un hombre a la hormona testosterona durante la gestación, que determina el desarrollo de la agresividad y la competitividad y, con ello, la actitud de “macho alfa“.

¿Os fijáis en las manos de los hombres?

 

¿Eres una Afrodita?

Mitológicamente, Afrodita es la diosa de la lujuria, la belleza, la sexualidad y la reproducción; pero psicológicamente también es una Afrodita aquella mujer que desprende sensualidad por todos los poros de su piel y tanto hombres y mujeres sucumben por igual ante su irresistible físico. Simplemente, no se le puede quitar los ojos de encima.
Aunque, tened presente que, una mujer que quiere fascinar, no necesita un físico escultural pero sí debe saber explotarlo como si lo fuera. “El señuelo es la imagen de su cuerpo más que la materia real -asegura la psicóloga Alejandra Vallejo-Nágera en su libro Psicología de la seducción (Ed. Booket)-; de hecho, Afrodita no tiene por qué ser esclava de los cánones estéticos que impone la moda. Pero sí cuidan esmeradamente todos aquellos aspectos que nutren los cinco sentidos del contemplador: se perfuman, maquillan, peinan, visten de un modo nada fortuito, hablan con el tono de voz sugestivo; todo está en ellas medido y estudiado para causar el impacto anhelado”.
¿Y cuál es el objetivo de esta diosa del amor? En su punto de mira está un tipo de hombre serio, responsable, asentado intelectual y profesionalmente. Según las teorías psicológicas, esto se debe a que la mujer Afrodita en su infancia no tuvo una relación paterna-fraterna lo suficientemente afectiva. Es debido a esto que las Afroditas del mundo actual no tienen buena fama, sobre todo, entre congéneres. “Nuestra cultura valora a la mujer que, en muchos sentidos, se porte, elige y afronta la vida como un hombre”, asegura la psicóloga. “La presencia de una Afrodita, por tanto, ofrece sensación de un anclaje ancestral”.

Herida (Damage), de Louis Malle, interpretada por Juliette Binoche y Jeremy Irons trata el tema de la Afrodita.

Herida (Damage), de Louis Malle, interpretada por Juliette Binoche y Jeremy Irons trata el tema de la Afrodita.

The ‘Loneliness’ of Being ‘Single’

By Babs NYC.

Birthday Science

NOTE TO ALL THOSE WHO LIKE TO DO GIRLS: All girls ages 22, 23 and 24 are crazy fucking bitches. Stay away from them.
You see, what happens is, everytime a girl turns 22 a fairy comes down from the sky, taps her on the head with a sparkly, pretty wand with a silver star on top and puts a ‘psycho bitch’ spell on the girl!
She will then spend her 22nd, 23rd and 24th years of her life on Earth figuring out what she will do for the following 22 years. There are many roles a female can now play in modern times, which is very disorienting when one is under a ‘psycho bitch’ spell: Mother. Student. Stoner. Career-Obsessed. Slut. Nurse. Single. Druggie. Teacher. Doctor. Girlfriend. Selfish. Activist. Daddy’s Girl. Astronaut. Stripper. Wife. And it doesn’t help that during all this time the fairy lurks overhead pointing out more uncertainties with its fucking wand.
Luckily, studies have shown that on a girl’s 25th birthday the fairy disappears from the biosphere! The human girl can now think clearly as the ‘psycho bitch’ spell has been lifted!! Unfortunately, she’ll have to spend two years cleaning up the mess she’s made but at least she’s not fucking crazy anymore!
Lastly, whenever a girl turns 27 her fairy comes back down from the sky and blows Happy Dust on her! The present tense suddenly occurs right before the girl’s eyes!!
And she lives happily ever after.

Moral of the story – I mean study – If you’re looking for a gal to have a good time with it’s best you discriminate and only pursue those that are approx. 26-29 years of age (26 might still be shaky, and 29 may be looking for a ring on her finger). And if you’re 21-25 yourself may God have mercy on your girl-doing or girl-being soul.

Joan Collins

Joan Collins

La ciencia de los cumpleaños.
NOTA PARA LOS QUE LES GUSTA ESTAR CON CHICAS: Todas las chicas de 22, 23 y 24 años son unas putas zorras. Alejaos.
Verás, esto es lo que pasa: Cuando una chica cumple 22 años, un hada baja del cielo y le toca la cabeza con una varita brillante coronada con una estrella de plata y le echa el embrujo de la “zorra psicópata”.

Después, la chica pasará sus 22, 23 y 24 años en la tierra figurándose qué hacer los siguientes 22 años. Hay muchos papeles que las mujeres pueden desempeñar hoy en día, algo que desorienta mucho cuando estás bajo el efecto del hechizo de la “zorra psicópata”: Madre. Estudiante. Porreta. Obsesionada con la carrera. Puta. Enfermera. Drogadicta. Maestra. Médico. Novia. Egoísta. Activista. Niña de papá. Astronauta. Stripper. Esposa. Y no ayuda nada tener al hada escondida detrás de la cabeza señalando más incertidumbres con su varita mágica.
Afortunadamente los estudios han demostrado que cuando la chica cumple 25 años ¡el hada desaparece de la biosfera! La chica humana ahora puede pensar con claridad al haberse deshecho el hechizo de la “zorra psicópata”. Desafortunadamente tendrá que pasar los siguientes dos años enmendando el desastre creado, pero al menos ¡ya no está loca!.

Finalmente, cuando la chica cumple 27 el hada vuelve del cielo y le echa polvo de felicidad. De repente el “presente” ocurre ante sus ojos. Y vive feliz por siempre jamás.

Moraleja de la historia (es decir, del estudio): Si buscas una colega para pasarlo bien de verdad, discrimina y sólo persigue aquellas que están entre los 26 y 29 años (a los 26 todavía puede flaquear, y a los 29 puede que busque un anillo en su dedo). Y si tú estás entre los 21 y los 25 años que dios se apiade de tí, ya seas un chico buscando chica o una chica.

Los tres miedos del hombre

Gettyimages

Que no te engañen las apariencias, los hombres son muy vulnerables. Independientemente de su cultura o educación todos los varones tienen tres miedos básicos y primarios (por lo general encubiertos por el ego) altamente dañinos y mortificantes sobre todo, en aquellos señores que se empecinan en ser duros, intrépidos y osados, el típico machista, vamos. Según el psicólogo Walter Riso en su libro La afectividad masculina (Ed. Planeta/Zenith) estos son: el propio miedo, el no saber vivir en soledad y el temor a ser un fracasado.

En relación al primero, está caro que un hombre miedoso suscita rechazo. Es posible que algunas mujeres de fuerte instinto maternal se sientan enternecidas y atraídas por él pero, tarde o temprano, un desprecio ancestral y visceral hace su aparición. Pero claro “¿Quién dijo que el hombre no puede tener miedo?” -apunta Walter- “Hagamos lo que hagamos, el miedo es la respuesta natural e inevitable ante situaciones de peligro. Es una característica con la que hay que aprender a vivir”.

Que los hombres no saben estar solos es algo que muchas mujeres sabemos pero, según Walter, la cosa se agrava cuando “se ve obligado” a la soledad. “Además del imprescindible sexo que nos pueda proporcionar nuestra pareja, necesitamos compañía, apoyo y ánimo en cantidades considerables”. Según las estadísticas, en los países ricos el 90% de las solicitudes de divorcio las ponen las mujeres (“para ellas el desamor puede llegar a justificar cualquier adiós”); en cambio, la mayoría de los hombres que piden el divorcio es porque ya mantiene otra relación. “Funcionan con el principio de Tarzán: No soltarse de la liana hasta que no se tenga otra bien agarrada”.

En este mundo tan competitivo el triunfo lo es todo. Y, este precepto, en el hombre puede adquirir dimensiones casi obsesivas. “Los varones no sabemos perder, porque, si lo hiciéramos, aunque sólo sea de vez en cuando, estaríamos derrochando nuestro principal encanto”, asegura el psicólogo. Cuando en la pareja es ella la que lleva las riendas (sobre todo las económicas) de la casa, las consecuencias afectivas pueden ser desastrosas. “La autoestima del varón se tambalea y la admiración, uno de los principales motores donde se fundamenta el amor femenino, deja de funcionar y, cuando esto ocurre, el desplome de la relación es cuestión de tiempo”.

El sexo es sano

Según el artículo de Martin Du Pan publicado en la Revue Médicale Suisse (2012), entre las hormonas que cumplen una función en el bienestar o en las emociones positivas está la Oxitocina. Ésta se sintetiza en el hipotálamo y se libera durante el orgasmo, el parto o el amamantamiento. Este polipéptido cumple una función positiva en la confianza que mostramos a otros. Favorece la empatía y la generosidad, y aviva el deseo de ayudar a los demás. La Oxitocina reduce también el estrés y la ansiedad que surgen en determinadas situaciones sociales.

Edie Sedgwick in bed during the filming of Beauty. NYC, 1965

Edie Sedgwick in bed during the filming of Beauty. NYC, 1965

La importancia de la voz

Aunque generalmente lo primero que nos atrae de una persona es su físico, no se puede negar que para muchas mujeres la voz es un elemento importante de seducción. La voz puede transmitir seguridad o incertidumbre dependiendo del tono. Puede revelar los rasgos más característicos de la personalidad (seriedad, nerviosismo, simpatía, …).
Varios estudios han demostrado que las voces más graves son las que resultan más atractivas. En el caso de la voz masculina, un estudio llevado a cabo por la Universidad Aberdeen en Escocia revela que hay una relación directa entre la voz masculina y la memoria femenina. El experimento, en el que participaron 45 mujeres, consistió en observar imágenes de diferentes objetos mientras escuchaban su nombre con distintas voces. El resultado de la prueba mostró no sólo una marcada preferencia por voces masculinas graves, sino también que los nombres pronunciados por éstas, se habían grabado mejor en la memoria de las féminas.
El director de la investigación Kevin Allan, señala que esto se debe a un factor biológico: La voz revela la calidad genética y los rasgos de comportamiento del hombre.
Sin duda la voz es un arma de seducción, que se lo pregunten a Morgan Freeman, Samuel L. Jackson, Barry White o Jeremy Irons.
La buena noticia para aquellos a los que la naturaleza no les ha dotado con una buena voz es que se puede modular. Así que chicos, aunque el whatspp nos ha facilitado la comunicación a la hora de ligar, no infravaloréis el poder de la primera llamada, vuestra voz dirá mucho de vosotros y, como ya sabemos, no hay una segunda oportunidad para una primera impresión.

¿Cómo saber si tu pareja es infiel?

Según el psicólogo Walter Riso (Jugando con fuego. Ed. Planeta/Zenith), no es fácil establecer criterios inequívocos al respecto porque factores como el estrés, las crisis existenciales, las enfermedades físicas, los problemas laborales… afectan a la manera de relacionarse dentro de la pareja y no tiene nada que ver con la presencia de algún intruso o intrusa.

Sin embargo, hay una serie de indicadores que si se suman, coinciden en el tiempo, aparecen inesperadamente y no corresponden a las costumbres de la persona, la probabilidad de que exista un enredo aumenta sustancialmente.

Lejanía afectiva. Es una de las advertencias más importantes y que más duelen. No podemos resignarnos a la indiferencia afectiva. No es negociable ni soportable y por eso hay que hablar de ella. Si no hay intercambio afectivo no hay nada.

Frialdad sexual. Los altibajos eróticos son normales siempre y cuando sean esporádicos y no muestren un deterioro paulino y constante. Una relación de pareja sin deseo, en la que el otro nos ignora, es una tortura.

Interés por estar guapo/guapa. Es muy sospechoso el repentino cuidado por la apariencia física en personas que nunca se habían preocupado de su aspecto.

Cambios inesperados en su rutina. Cenar fuera, llegar tarde, trabajar los fines de semana… Por lo general, uno no modifica sus hábitos de un día para oro sin razones válidas y sin justificaciones. Averigua qué le pasa. Pregúntale/la sin miedo , no seas un simple observador. El silencio es cómplice.

Llamadas extrañas. Las conversaciones telefónicas sigilosas a horas extrañas e inoportunas es una conducta típica que se asocia a la infidelidad. Debe inquietarte el alejamiento o la búsqueda de privacidad cuando alguien llama, el incremento inusual de los números equivocados o los timbrazos a horas poco habituales.

Uso reservado y exagerado de Internet. Si coge su ordenador y, de repente, tu pareja ha cambiado la clave inesperadamente… ¡échate a temblar! Cuando la persona amada empieza a tener secretos intocables y te deja de un día para otro fuera de la información, los esquemas de desconfianza se activan automáticamente como un mecanismo de defensa.

Mentiras y contradicciones. La gente infiel aprende a tapar una mentira con otra, hasta que la víctima pierde los puntos de referencia y ya no sabe qué es real y qué imaginario. Para que no te dejes embaucar ni pierdas el norte, la regla es como sigue: si lo que dice tu pareja no coincide con lo que hace, sospecha.

Problemas existenciales. Si te dicen “No sé que quiero, debo repasar mi vida, necesito encontrarme a mí mismo/a” y agregan que quieren estar un tiempo a solas, es que no están pasando por una crisis existencial, sino afectiva. En realidad, la persona infiel lo que pretende es alejarse del estorbo de la pareja para hacer de las suyas con tranquilidad.

Criticar ahora lo que antes se admiraba. Las personas infieles empiezan a desarrollar cierto disgusto por su pareja, por lo que ésta hace, piensa y siente tarde o temprano. Lo que tiempo atrás era motivo de admiración, ahora genera el más profundo fastidio. Del cielo al infierno.

Pruebas irrefutables. Olores distintos, manchas en la ropa, gastos excesivos, amigos inexistentes… ¿Deberás echar mano de un test sexual en plan CSI?

Elvis en París.

Elvis en París.

Mejor amigos antes que amantes

“Nadie es felíz sin amor, es decir, sin vivir una experiencia de comunión afectiva”, comenta el filósofo, sociólogo e historiador Frédéric Lenoir en su libro Sobre la felicidad. Un viaje filosófico (Ed. Ariel). Para que nos desarrollemos plenamente, el amor tiene que ser compartido, es decir, lo único que nos haría ser infelices es enamorándonos de alguien que no está enamorado de nosotros.
Pero claro, hay que tener en cuenta que no toda forma de amor es capaz de hacernos felices. La pasión amorosa, por estar basada en el deseo físico, puede causar, en muchos casos, la infelicidad. “Hay, en efecto, algo de patológico en la pasión amorosa: idealización del otro, juegos de seducción, celos, alternancia de tristeza y euforia, esperanza y desilusión…”, asegura Frédéric.
Muchas de las relaciones amorosas (si no todas), comienzan por un preludio de tipo pasional antes de evolucionar hacia un conocimiento profundo del otro, una amistad complementada con la complicidad para que el amor sea duradero y felíz.

 

Fred Astaire and Audrey Hepburn.

Fred Astaire and Audrey Hepburn.

El acercamiento sensual (I)

Por Regine Dumay (‘Cómo hacer bien el amor a un hombre’. Ed. Plaza&Janes)

A la hora de entrar a una persona del sexo contrario es difícil actuar con espontaneidad. El riesgo siempre es grande: puede que la conjunción del placer y del momento adecuado te lleven a una fácil victoria, o bien, que una mirada encolerizada responda a tus avances.

Sin embargo, el gesto ingenuo es, a menudo, la mejor forma de aproximarse a un hombre. Generalmente, la fuerza del sentimiento y la sinceridad obtienen la respuesta más segura; pero también es posible probar, antes de hacer un gesto, el deseo despierto en el otro y crear un clima de expectación recíproca.

La clave de la aproximación sensual es colocarse en una zona vacía, con un corte entre vosotros y la vida diaria.

Cuanto más sujeta, laboriosa y dura es la vida, más tiempo de relajación es necesario como preludio a un hermoso acto sexual.

Cuando ves a un hombre por primera vez, debe instalarse un clima de confianza; o sea, algo más que el simple deseo: una posibilidad tanto para uno como para el otro de sentirse bien, sin brusquedades, a gusto. Ese clima sólo puede establecerse empleando un poco más del tiempo que el habitual y haciendo durar los preliminares.

Puede existir una cierta tensión en el hombre ante la aproximación de una nueva compañera. Esta tensión procede de la necesidad que tiene de asegurarse una erección, mantenerla bastante tiempo para satisfacer a la mujer y eyacular.

En la mujer puede haber reticencias, al comenzar la relación en el plano sexual, o una tensión causada por la falta de experiencia. Pero la imperiosa necesidad de ‘tener éxito’ existe poco en ella, mientras que está potenciada al máximo en el hombre. La actitud de la mujer tiene mucha importancia en este aspecto. Cuanto mayor sea la tensión en uno u otro, más habrá que hacer durar el acercamiento. Para que el acto sea agradable es necesario que se establezca una complicidad muy relajada.

Marilyn Monroe in "The Seven Year Itch" 1955.

Marilyn Monroe in “The Seven Year Itch” 1955.

The ‘Loneliness’ of Being ‘Single’

By Babs NCY.

Single people are salespeople. Advertising, Marketing, Promotion. Our goal is to make out as much as possible with as many cool and good-looking people as possible. You know how we do that? We have blasts. We go out every weekend, and at least one day during the week, and have a fucking blast. We are not whores, we do not have one night stands (intentionally), we do not have STDs. We meet fun people that we flirt perfectly and passionately with and then we hangout with them a few times every now and again. It’s called ‘dating’. (or mating) During any given month a single person is dating three people. We do not want significant others. We are restless and young. Roll with us and you won’t be no Willy Loman. Haaaaay.

How to market yourself (the marketplace = a bar or party):

Men:
– Ask girls lots of questions about themselves, they love that shit.
– Look them in the eye at all times, even if you’re not listening. Eyes are a gorgeous advertisement.
– “Can I buy you a drink?” is synonymous with “Wanna make out?” You know if the answer is ‘yes’ or ‘no’ immediately.
– Seek out a flock of all ladies/men, whatever you’re into, and zoom in on one girl, pretty much ignoring all the others – she’ll be so flattered that you chose her. If she wants nothing to do with you at least you’ve promoted yourself to four other girls.
– Do NOT talk about ANY ex-girlfriends, EVER, even if you’re bashing on them. Just shutup.
– Once you feel a connection (a.k.a. physical spark) has been made mention something about other plans you have that night or in the morning so that you 1 – break their heart cause girls get attached that fast and then she’ll just like you more and 2 – you’ll be taking away any paranoia she may have that all you’re doing is trying to get in her pants. She’ll buy you a drink five minutes later. And then put you in her pants.
– Later in the conversation ask her about something small she mentioned earlier so that you market yourself as a “good listener”.
– You remember the lesson we all learned in Swingers? If you want to hangout with her again call her the next day – she’ll drop dead. Don’t talk for too long, that’s what boyfriends do – instead say you were calling to ask her to dinner that Friday night [have a specific plan, dammit]. Dinner means wine and wine means making out.

Women:
– NOTE: Don’t ask your guy friends to help market you because they WON’T and it’s really annoying.
– Show your boobs, they’re an advertisement. I’m serious, always have cleavage or a little leg showing.
– Don’t ask guys about the following because they’ll think you’re a stalker: where they live, their family, ex-girlfriends. Instead talk about the bar you’re in, the drinks your drinking, the shoes he’s wearing, maybe college or where you work, something in the news – keep it present tense.
– Introduce yourself to his buddies, thereby promoting yourself & reminding him what your name is, and flirt with them slightly. Then make fun of/tease him in front of the others. Follow this immediately with any sort of light physical contact. Works every time.
– Continuously remind yourself that “I am not going to marry this man” and the confidence and lack of seriousness will put you in a great light.
– If you want to hangout with him again call two days later. If he doesn’t pick up leave a cute and quick voicemail – ‘Hello, name, number, let’s meet for a drink sometime’. If he does, wait for him via the conversation to ask you out for next time.
– Never forget that although we are more intelligent, females are the gender that has waaaay too many hormones and chemicals and feelings, so if he wants anything to do with you he’ll make it known.

Being a man-eater/ladies man/ heartbreaker is a fun thing to be if you’re great at it so just keep practicing. Hit on everyone you know, refuse to make out with anyone not as cute as you, and always be giggling. The more confident you are the better the product you become. Sell that shit, girl.

Robert Doisneau Exhibition. Roma

Los solteros somos comerciales. Publicidad, marketing, promoción. Nuestro objetivo es enrrollarnos con muchos, mientras más guays y guapos mejor. ¿Sabes cómo lo hacemos? Nos lo pasamos bomba. Salimos todos los fines de semana, y al menos un día entre semana. Nos lo pasamos de puta madre. No somos putas, no tenemos rollos de una noche (ntencionadamente), no tenemos enfermedades de transmisión sexual. Quedamos con gente divertida con la que podemos tontear perfecta y apasionadamente y luego volvemos a salir con ellos de vez en cuando. Se llama “tener citas”. En un mes un soltero puede salir con hasta tres personas diferentes. No queremos novios. No descansamos y somos jóvenes. Sal con nosotros y no serás como Willy Loman. ¡Ay!

Cómo venderte (el mercado= un bar o una fiesta).
Hombres:
– Pregunta a las chicas muchas cosas sobre ellas mismas, les encanta esa mierda.
– Míralas a los ojos todo el tiempo, incluso si no estás escuchando. Los ojos son una publicidad preciosa.
-“¿Puedo invitarte a una copa?” es sinónimo de “¿quieres rollo?”. Sabes si la respuesta es “si” o “no” inmediatamente.
-Busca un grupo de chicas o chicos, lo que te guste, y haz zoom en una, básicamente ignorando al resto. Ella estará encantada de que la hayas elegido. Si no quiere nada contigo, por lo menos te has promocionado entre otras cuatro chicas.
-NO hables de ninguna ex NUNCA, incluso si la estás poniendo verde. Cállate.
-Una vez que sientas conexión (una chispa física) menciona que tienes otros planes esa misma noche o por la mañana así: 1. Romperás su corazón porque las chicas se apegan antes y le gustarás más; 2. Le quitarás de la cabeza cualquier paranoia que tenga pensando que sólo quieres meterte en sus pantalones. Te invitará a una copa cinco minutos después. Y luego te meterá en sus pantalones.
– Más tarde en la conversación, menciona algo pequeño que ella dijo antes. Parecerá que sabes escuchar.
– ¿Recuerdas la lección que todos aprendimos en Swingers? Si quieres volverla a ver llámala al día siguiente, se caerá muerta. No hables mucho, eso lo hacen los novios. Por el contrario, dile que la llamas para invitarla a cenar el próximo viernes (ten un plan específico, maldita sea). Cenar significa tomar vino y vino significa rollo.

Mujeres:
– NOTA: No le pidas ayuda a tus amigos hombres porque NO te van a ayudar, y es rallante.
– Enseña las tetas, son publicidad. Lo digo en serio. Lleva escote siempre o enseña pierna.
– No preguntes a los chicos ésto porque parecerás una acosadora: Dónde viven, familia, ex novias… Habla del bar en el que estáis, las copas que estáis tomando, los zapatos que lleva, quizás la universidad o el trabajo, algo de las noticias. Habla en presente.
– Preséntate a sus amigos, promociónate y recuérdales cuál es tu nombre, y tonteas con ellos un poco. Luego ríete de él delante de su grupo. Inmediatamente depués mantén algún tipo de contacto físico sutil. Siempre funciona.
– Recuérdate contínuamente “no me voy a casar con él”. La confianza y poca seriedad te iluminará.
– Si quieres volverlo a ver llama dos días después. Si no lo coge deja un mensaje rápido y mono. “Hola, nombre, número, tomemos una copa algún día”. Si lo coge, espera a que sea él quien te invite a salir la próxima vez.
– Nunca olvides que, aunque somos más inteligentes, las mujeres tenemos demasiadas hormonas, química y sentimientos. Si quiere algo contigo, te lo hará saber.
Ser una devora hombres, rompecorazones es algo divertido si lo haces bien, sigue practicando. Éntrale a todos los que conoces, rechaza enrrollarte con alguien que no sea tan mono como tú, y siempre de risitas. Mientras más confianza tengas, mejor producto serás. Véndete chica.

¿Por qué los hombres son reacios a ser acariciados?

Por Dr. Gérard Lelu (Las caricias. Plaza y Janés)

Algunas causas intrínsecas a la sexualidad masculina no predisponen a acariciar.
En el hombre, la pulsión se centra en el pene, y sus deseos se circunscriben a éste. la carga erótica resulta a veces insostenible; cuando uno se muere por penetrar, las caricias suelen ser consideradas tiempo perdido, una actividad insulsa. De modo, pues, que es preferible que la mujer no acaricie de entrada un pene ya en tensión, sino que, por el contrario, relaje al hombre mediante caricias en zonas alejadas de éste. Cuando aborde el pene, que se cuide de dejarlo por debajo del umbral de explosión.
Una mujer puede apreciar un simple contacto sin que su excitación se sitúe de buenas a primeras en un nivel de coito obligatorio y se contente con ello. En el hombre, el menor contacto puede provocar una erección intempestiva e irreprimible que lo precipite en un proceso que él considera imperativo llevar a término. De ahí su desconfianza hacia la caricia. Se trata, en cierto sentido, de la política del todo o nada.
El tipo de autoerotismo propio del hombre no le confiere el aprendizaje de la caricia. Su masturbación se lleva a cabo mediante un gesto único, simple, carente de matices. En cambio, la mujer, para autoexcitarse, ha aprendido a acariciarse el cuerpo, los senos, la vulva y, a menudo, de manera muy elaborada.

 

¿Sabes acercarte a un hombre?

Acostumbradas a usar SMS y WhatsApps para contarle al mundo todos nuestros sentimientos, llegado el momento de mostrarle a un hombre lo que sentimos sin pantalla protectora de por medio, puede resultar un duro trago, sobre todo porque cara a cara sí que vemos su reacción. La aproximación requiere tacto y mucha técnica si queremos conquistar a un hombre. Si lo hacemos demasiado brusco es seguro que saldrá huyendo y si, lo hacemos sutilmente, hay que saber el punto exacto para que se de cuenta. Eso sí, dependerá mucho de la personalidad de él y del rollo que a ti te interese mantener con él.
Aquí van unas cuantas técnicas de aproximación que la escritora Régine Dumay ofrece en su manual Cómo hacer bien el amor a un hombre y que pueden resultarte útiles.

A saco…
Si te crees capaz de una obra maestra de seducción activa, mírale a los ojos, acerca lentamente tus labios a los suyos y, con un solo y largo beso enséñale tu arte.
Poniendo límites
Si te interesa sólo como amigo, pasa tu mano por detrás de su hombro y, mientras apoyas tu frente al lado de la suya o en su hombro, acaricia amistosamente su espalda.
Si ves que es muy paradito…
Si es muy sensible, muy enamorado, pero no se ha atrevido todavía a acercarse a ti, toma delicadamente su mano y lleva suavemente su palma hacia tus labios. Tomándole la mano con tus dos manos y besándosela lentamente, crearás una comunicación muy sensual y sin brusquedades. Este avance es muy suave y muy discreto, puede suceder en la mesa de un restaurante, en el coche, en una velada. Tiene la ventaja de ser muy cálido, y pone al hombre inmediatamente a gusto.
Si te parece un tipo muy frío…
Si es un hombre más bien reservado, con el que tienes problemas para acercarte de frente, arréglatelas para acercarte a él, casi sin mirarle y acaríciale las piernas delicadamente.
Como en una película 
Si es sensual y quieres conquistarle. aprovecha que esté sentado para pasar por detrás de él y acariciarle dulcemente la nuca o besar su cuello.
La más sexy del mundo 
Si es del tipo deportivo o dominante, proponle un masaje al que proporcionarás la debida carga de sensualidad con lencería apropiada, ambiente propicio, fragancias embriagadoras…

Dustin Hoffman in Mike Nichols' THE GRADUATE (1967).

Dustin Hoffman in Mike Nichols’ THE GRADUATE (1967).

La cremallera

De Ana Rosetti. (Prendas Intimas. El tejido de la seducción. Ediciones Temas de Hoy)

Uno de los inventos más gloriosos de este siglo ha sido la cremallera. Hasta su sonido es excitante. Ese rumor zigzagueante ha llegado a formar parte inseparable de los prolegómenos del amor, y hay una cosa que se llama “reflejos condicionados”. Por eso es fácil relacionar una cosa con la otra y resulta provocativo exhibir una cremallera sin pestaña que la oculte, así: como una grieta relampagueante amenazando con abrirse, con separar sus dientecillos minúsculos, sus mandíbulas encontradas y ampliar una uve como zona de rastreo.
Ha llegado a desarrollarse todo un arte en el método de bajar cremalleras, no hay más que ver a Jane Fonda en Klute, y una suerte de encuentro sexual llamado “folleteo descremallerado” de simples instrucciones; no hay más que leer a Erica Jones.
La cremallera lo mismo se desliza con la soltura y el encanto de una patinadora por la espalda de un sofisticado vestido de terciopelo chiffon, que restalla en una chupa de cuero, que rompe el sello de un pubis resguardado, que abre una llaga en el costado de un vestidito princesa…
La cremallera es complaciente y dicilísima, salvo cuando se atasca, salvo cuando se estalla, salvo cuando se descose, salvo cuando pilla y muerde.

Arabesco

Arabesco. 1966.

The ‘Loneliness’ of Being ‘Single’

By Babs NCY.

Or, as it’s known as to ‘happy couples’ – A Load of Bull Shit

You know that version of yourself you imagine when you’re hoping that something fantastic and positive is going to happen, that perfect self you envision?  Well, when you’re single you’re given the chance to become that person, become the best you. You can change. If you have a significant other who “knows you inside & out,” “knows you better than anyone” then you’re a finished product – you can’t change because change will cause confusion which leads to fighting. Or you pass off your bf/gf’s postitive attributes as your own which is pathetic, so fuck that. You single right now? Then here’s what you’re going to do – take 10 minutes and write 10-20 things you want to change about yourself. Seriously, right now. It’s not that hard – you know exactly what those 20 things are, I assure you.

A sampling from a large sample of singles:

Stop being crazy.. Learn Italian.. Save $5,000.. Be able to run 3 miles.. Love your friends.. Join a sports team.. Correct your posture.. Try a new restaurant every weekend.. Start drawing again.. See every Mel Brooks movie.. Don’t be a Mama’s boy.. Be a happy drunk.. Find a new circle of friends.. Quit smoking.. Wear blue eyeliner.. Don’t get in physical confrontations.. Call your grandmother twice a month.. Stop eating meat.. Always be 5 minutes early.. When somebody talks listen & think of only what they’re saying.. Go to the movies by yourself.. Fit into your old clothes.. Don’t judge and grade people.. Watch Braveheart again.. Make out with a 21-year old.. Compliment strangers.. Cry once a month.. Stop talking to X, Y and Z because they are shitty people.. Write a short story.. Go on formal dates.. Don’t look people up and down when they walk in a room.. Become BatMan.. Stop yelling at yourself.. Build a model airplane.. Go to Germany.. Adopt a puppy.. Get glasses.. Fall in love ten times a day.. Be able to see that you can be wrong no matter how right you think you are.. Use condoms.. Don’t talk shit.. Become handsomely striking.. Read 10 books a year.. Have a “guy” at the deli that knows exactly how to make your coffee or sandwich.. Give blood.. Use Rogaine.. Throw really good parties.. Invent your own religion.. Have a drug of choice.. Let your hair grow out..  Start a collection of something..

By next Valentine’s Day see how many changes you’ve accomplished. If you score an 88% or above then you’re free to go find someone permanent so you can have a tangible Valentine next year.  When you reach 88% a prince or goddess will fall into your lap – they will be the man or woman of your dreams because you won’t be selling yourself short (and you’ll be that for them.)  If you have not made the grade yet, you’re still not in love with yourself and there’s nothing worse than that so go fix yourself!

 

O como lo conocen las “parejas felices”, un montón de mierda.

¿Sabes esa versión de tí mismo que imaginas cuando esperas que algo positivo y fantástico pase, esa visión perfecta? Bien, cuando eres soltero tienes la oportunidad de convertirte en esa persona, convertirte en tu mejor yo. Puedes cambiar. Si tienes una pareja que “te conoce de arriba a abajo, te conoce mejor que nadie”, entonces eres un producto terminado. No puedes cambiar porque causaría confusión y eso lleva a peleas. También puede pasar que te hagas con los atributos positivos o negativos de tu pareja, lo cual es patético… Así que ¡a la mierda!. ¿Eres soltero en este momento? Entonces ésto es lo que vas a hacer: Toma 10 minutos y escribe de 10 a 20 cosas que quieres cambiar de tí. En serio, ahora. No es difícil, sabes exactamente cuáles son esas 20 cosas, te lo aseguro.

Un ejemplo extraído de una gran muestra de solteros:

Deja de estar loco. Aprende italiano. Ahorra 5000 dólares. Sé capaz de correr 3 millas. Ama a tus amigos. Apúntate a un deporte en equipo. Corrige tu postura. Prueba un restaurante nuevo cada fin de semana. Empieza a pintar de nuevo. Mira todas las películas de Mel Brooks. No seas un niño de mamá. Sé un borracho felíz. Busca un nuevo círculo de amigos. Deja de fumar. Ponte eyeliner azul. No te metas en confrontaciones físicas. Llama a tu abuela dos veces al mes. Deja de comer carne. Llega siempre 5 minutos antes. Cuando alguien hable, escucha y piensa en lo que están diciendo. Vete solo al cine. Entra en tu ropa vieja. No juzgues ni evalúes a las personas. Pon Braveheart otra vez. Enrróllate con uno de 21. Piropea a extraños. Llora una vez al mes. Deja de hablar con X, Y y Z porque son gente de mierda. Escribe una historia corta. Ten citas formales. No mires a la gente de arriba abajo cuando entren en una habitación. Conviértete en Batman. Deja de gritarte. Construye una maqueta de avión. Vete a Alemania. Adopta un perro. Ponte gafas. Enamórate diez veces al día. Sé capaz de ver que puedes equivocarte sin que importe si tienes razón o no. Usa condones. No hables mierda. Vuélvete bellamente atractivo. Lee 10 libros al año. Que el chico de la tienda sepa exactamente cómo hacerte el café y tu bocadillo. Dona sangre. Usa champú anticaída. Haz buenas fiestas. Inventa una religión. Ten una droga preferida. Deja crecer tu pelo. Empieza a coleccionar algo.

Para el próximo día de San Valentín fíjate cuántas cosas has logrado cambiar. Si sacas un 88% o más puedes ir a buscar pareja permanente, así el próximo San Valentín tendrás algo que hacer. Cuando alcanzas el 88% un príncipe o una diosa caerá en tus manos. Será el hombre o la mujer de tus sueños porque ahora tú no te vendes barato (y serás eso mismo para ellos). Si no has alcanzado el porcentaje anterior, todavía no te quieres a tí mismo lo suficiente y no hay nada peor que eso, así que vé y repara tus averías.

12 consejos para triunfar en una quedada Meetic

Meetic, el portal líder en dating, ha organizado, para el 12 de noviembre a las 20 h. en el Hotel Puerta América de Madrid, una de sus famosas ‘quedadas’. En estos eventos, la fría e impersonal pantalla de ordenador desaparece, dando paso al vis a vis real, a un encuentro escrupulosamente organizado por Meetic, donde hombres y mujeres se ven por primera vez, charlan, conectan y, quién sabe, surge el amor.
“Esta actividad que organizamos por todo el país está basada en el concepto de afterwork –comenta a The Banana Split Magazine José Ruano, Director General de Meetic para España y Portugal-. Se trata de veladas normales y distendidas donde, la mayor parte de las personas que acuden son solteras y están abiertas a conocer gente nueva”.
Son fiestas en que se celebran en locales seleccionados con esmero por el equipo de Meetic y donde se crea un ambiente propicio para socializar. “Diseñamos cada evento a medida. Decoración cuidada, buen servicio, alta calidad de la carta… Son bares acogedores y modernos con una ubicación perfecta” asegura José Ruano. Cuidan hasta el último detalle para que la velada resulte inolvidable.
Pero ¿Qué nos vamos a encontrar en una quedada Meetic? ¿Cómo hay que prepararse? ¿O comportarse para triunfar? Muchas son las dudas previas que pueden plantearse pero, con ayuda del Director General, aquí van unos consejos para llevarte varios teléfonos nuevos en la agenda.

¿Seré la mayor (o la más joven) del grupo?
En una quedada Meetic se suelen reunir entre 50 y 150 invitados y uno de los criterios que tiene en cuenta el portal de dating es el rango de edad. “De esta manera se podrá conocer a gente que se adecúe al perfil de cada uno”.
¿Habrá más hombres que mujeres? ¿O viceversa?
Lo más habitual es que se respete la paridad. “En la medida de lo posible, intentamos que el número de mujeres asistentes sea equivalente al de hombres”.
¿Qué me pongo?
El dress code varía en función del local donde se celebra el evento. Hay sitios que son más tradicionales pero otros son más modernos o chic. “Algunos usuarios acuden a los eventos directamente desde el trabajo y otros, vienen en vaqueros, mucho más casual. Nosotros recomendamos que elijan la ropa con la que más cómodos se sientan”.
Ir sola me puede dar reparo…
Si alguien tiene dificultad en acudir en solitario, Meetic ofrece la posibilidad de que el ‘invitado oficial’ vaya acompañado con hasta tres amigos.
¿Y si se hacen grupos y me veo excluida?
Al inicio de la quedada se organiza una pequeña dinámica para facilitar la interacción entre los asistentes y, así, derribar posibles barreras. “Son lo que llamamos icebreakers y su funcionamiento es sencillo: damos unas tarjetas que tienen pareja y los asistentes tienen que buscar a la persona que encaje con la suya. Luego sólo tienen que ir juntos a la barra para recibir una consumición gratuita”. También es recomendable darse una vuelta por los grupitos formados y apuntarse a la conversación que más nos apetezca.
La timidez es mi gran problema…
En ese caso, no hay nada mejor que acercarse a la barra para hablar con otras personas y, si esto no ocurre, “hay unas azafatas que se ocupan de animar a la gente para romper el hielo”.
Qué es mejor ¿llamar la atención o pasar desapercibida?
Lo mejor es apostar por la naturalidad. “Mostrarte tal y como eres y actuar como si te encontraras en cualquier otra actividad o evento”.
¿Hay algún tema tabú del que hablar?
Ser más abierto o reservado depende de la persona con la que estemos conversando. “Sentido común y ser uno mismo son la clave para todo”.
¿Sinceridad ante todo?
Las exageraciones y los engaños suelen ser contraproducentes, sobre todo, porque e antes o después se destapan. “Cada uno sabe hasta dónde quiere llegar en un primer contacto”.
¿Y si sólo me siento segura en los chats?
“Internet forma parte de nuestra vida cotidiana, la mejora y la enriquece pero, en el bar, actuarás igual que lo harías a través de Internet o del móvil”.
Si hay alguien con el que ha habido feeling ¿Qué hago?
No hay un paso fijo a seguir porque cada persona decide cómo continuar, aunque lo mejor es “seguir conociéndose con una cita más personal. Un café al día siguiente, por ejemplo, es perfecto para que no se enfríe encontronazo”.
Y si no ha saltado la chispa con nadie ¿Me considero un caso perdido?
La frustración está fuera de lugar. “Unos habrán conocido a alguien con quien mantener una relación, sin embargo, otros habrán pasado un rato agradable. Siempre es positivo conocer gente nueva, aunque no se congenie con ella”.

El poder de la lencería… La combinación.

 

Por Ana Rosetti (Prendas íntimas. El tejido de la seducción. Ed. Temas de Hoy)

Aun cuando en la sección de ropa interior no hayan sido desterradas de los exhibidores, lo cierto es que la mujer la ha olvidado por completo. No importa lo livianos o transparentes que sean sus vestidos; no acudirá a la combinación para evitar que, al trasluz, se le claree lo que la falda pretendía esconder. Y, sin embargo, se la sigue considerando como un elemento erótico de primer orden, más porque nuestras claves al respecto están fuertemente enraizadas en el cine que por su actual función.
La combinación, en efecto, ha sido un recurso valioso para obtener interpretaciones diversas, pero siempre cercanas a una emoción más desnuda que el cuerpo que la vestía.
El neorrealismo italiano hizo inseparable la combinación negra de sus desgarradas actrices como símbolo de la hembra proletaria. Hollywood, por el contrario, mostró fastuosas combinaciones para subrayar el lujo y el prestigio social. Y, sobre todo, durante mucho tiempo fue la frontera de lo que la censura permitía. Cualquier intrusión más allá del vestido femenino se detenía en esa ceñida, escotada y marcada funda de satén.
Vivian Leigh, tanto en Un tranvía llamado deseo o en la Primavera romana de la señora Stone, consigue unos efectos inquietantes y morbosos como si violentásemos más su intimidad que si la hubiésemos espiado desnuda. Y Liz Taylor, agarrada a los barrotes de su cama en La gata sobre el tejado de zinc caliente, ofrece su desesperación al filo mismo del encaje.
Pero cuando una combinación despliega todo su potencial erótico es cuando sustituye al camisón. Esos tirantes escurridizos, ese escote holgado y movible ribeteando una promesa que no acaba de mostrar, esa tierna blonda incapaz de contener la turgencia de unos pechos pugnando por asomarse.
La combinación nocturna envuelve un cuerpo libre y desprotegido, una voluntad indefensa, una carne dócil y entregada, una invitación tentadora vibrando bajo el tejido sutil y reluciente… Pero las combinaciones sólo cumplen este oficio en la imaginación de sus fieles devotos, para desgracia de ellos.

Liz Taylor en La gata sobre el tejado de zinc. 1958.

Liz Taylor en La gata sobre el tejado de zinc. 1958.

Fidelidad e infidelidad

¿Dónde está el limite entre ambos? Depende del significado que se le otorgue a la palabra fidelidad. Si por ésta se entiende “reservar todo el interés sexual para una sola persona”, entonces es infidelidad incluso una mirada cargada de sobreentendidos. Pero esta interpretación es, evidentemente, demasiado restrictiva y deprimente: el mundo está lleno de personas que pueden gustar en teoría, o sólo desde el punto de vista estético, sin ningún tipo de consecuencias prácticas. Si, por el contrario, se considera que la fidelidad es “tener relaciones sexuales únicamente con una persona”, el límite con la infidelidad es más incierto de lo que parece. La relación sexual no empieza con un beso o con un acto aún más íntimo, sino en el momento en el cual se establece un contacto entre dos personas, aceptado por ambas. Todo lo demás no es sino consecuencia de dicho acto. Ahora bien, establecer el límite exacto es una cuestión de tolerancia individual: lo que para uno es aceptable, para el otro puede ser excesivo, y viceversa.
Hay mujeres que no se molestan si su pareja siente cierto interés por otra mujer; pero hay otras que se enfurecen por el mero hecho de ver a su pareja bromeando con otra. El límite entre fidelidad e infidelidad es siempre convencional y depende de la sensibilidad y la tolerancia de cada uno.
Antes de la relación sexual, que es la única infidelidad certera (quizás no siempre), hay infinidad de matices. Puesto que es imposible pretender que el compañero no sienta, ni siquiera tras muchos años de estar juntos, algún interés sexual por otras personas, es preciso establecer hasta qué punto se puede tolerar que se lleve adelante tal interés. Y éste es un roblema que cada uno tiene que resolver.

Pina Bausch’s dancers.

Where is the limit between them? It depends on the meaning we give to the word fidelity. If by the word fidelity we understand “preserve the sexual interest just for one person”, then is infidelity a sigh charged with intentions. But this interpretation, obviously, is too restrictive and depressing. The world is full of people that might like this theory, or maybe just from an aesthetic point of view, without practical consequences. If, for the contrary, we consider that fidelity is “having sexual relations just with one person”, the limit with infedelity is more uncertain than it seems. Everything else is a consequence of that act. Now, to stablish the exact limit is a question of personal tolerance: what it is acceptable for one person is excesive for another, and viceversa.
There are women that don´t get bothered if their partners have interest in another woman, but there are others that get furious just watching them joking with another woman. The limit between fidelity and infidelity is always conventional and depends on the sensibility and tolerance of the person.
Before the sexual relation, which is the only real infidelity (not always), there are infinitive refinements. It is impossible to pretend that your partner doesn´t feel, even after years of being together, certain sexual interest for other people, it is accurate to stablish until what point you can tolerate the increasement of that interest. And this is problem to be solved by each and everyone of us.