Aprender de un maestro

 

Mucho se está hablando ahora del BDSM a causa del estreno de la película Cincuenta sombras de Grey basada en la trilogía de la escritora británica E.L. James. Pero, antes, mucho antes, hubo un maestro del placer por el dolor. Se trata onatien Alphonse François de Sade (1740-1814), conocido por su título de marqués de Sade, cuyos devaneos se vieron envueltos en diversos juicios. El extracto que va a continuación lo hizo Rosa Keller ante el juez de instrucción durante su juicio en lo que se llamó el Escándalo de Arcueil.

“Luego el amo extrajo un látigo de siete colas de su maletín y empezó a flagelarme, sin tener piedad de mí ni escuchar mis súplicas… La sangre empezó a salpicar mi cuerpo, a correr por hilillos por él… El Marqués se arrojó sobre mí y, cayendo a mis pies, bebió mi sangre lanzando gemidos, gritos de placer… Entonces perdí el conocimiento. Cuando volví en mí, estaba en el lecho y a mi lado se hallaba el Marqués. Me hallaba aún desnuda, pero vi que mis heridas habían sido cubiertas por una pomada y ya no sangraban. Él tenía una expresión lánguida, de satisfacción infinita”.Le Marquis de Sade

One thought on “Aprender de un maestro

  1. El gran Marques como lo llamaban los intelectuales de la época. Un liberal de tomo y lomo, en todos los sentidos de la palabra, un filosofo que lucho contra la monarquía creando novelas donde plasmaba su vida sexual junto a sus ideas políticas.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s