¿Nos gustan con barba?

Ha llegado el momento en el que las mujeres opinemos sobre uno de los temas más discutidos los últimos años: la barba. Es innegable el poder que tiene para transformar a cualquier jovenzuelo en el próximo hipster y/o troglodita. Y lo único que tienen que hacer es volverse perezosos con su rutina higiénica (sí, lo hemos dicho).
Lo cierto es que hay algo irrestible en un hombre que decide dejar de afeitarse uno, dos tres y hasta diez días. Cuando el varón decide afeitarse de nuevo se dan cuenta: durante ese tiempo que tenían el mentón greñudo las mujeres han estado tonteando con él; ha estado ligando como si fuera el mismísimo Christian Göran, y su novia ha tonteado tanto como en los primeros meses de conocerse. La barba tiene el poder de transformar a un chico en un hombre


Hay dos cosas que son seguras:

1. Los hombres piensan que están más guapos afeitados, o creen que eso es lo que nos gusta a las mujeres.

2. Las mujeres prefieren un poco de barba. Aplicando esta sencilla regla, alguien convirtió en tendencia el look descuidado.

La realidad es que la barba agrega un toque de masculinidad, de agresividad… un toque de tipo duro que todas esperamos que, al menos uno, tenga.

Si antes el dilema era afeitarse o no afeitarse, ahora la cuestión es es cuánta ¿mucha o poca barba? ¿Cómo de larga y espesa tiene que ser para que sea sexy, no lo sea, o sea un completo y asqueroso nido de pelamos?
Antes de analizar los tipos de barbas, aboguemos por la abolición de la perilla (porque no mola y no queda bien). Y, sobre todo, fuera ya esa asquerosa ‘mosca’ debajo del labio inferior. O te dejas la barba o te afeitas, así de simple.
Todo empieza con una barba bien cuidada de varios días y con más o menos centímetros de largura.

Luego tenemos la barbas de Jesús Cristo. Le queda bien a quien sabe llevarla, es una cuestión de estilo más allá de la barba. No está tan mal en algunos hombres, sobre todo, los que tienen una nariz fina y unos ojos expresivos y hermosos.


También tenemos el modelo talibán (quién lo iba a decir). En el momento en el que la barba empieza a tapar el cuello, a rozar el pecho, a encresparse… por favor, aféitate o ve a la barbería. Hay muchas y muy modernas que sabrán darle el look que mejor te siente. Incluso te la untarán con productos fabulosos para darla lustre y buen olor. Incluso hay muchos salones especializados que imparten talleres de cómo llevarla siempre perfecta. ¿Vas a dejar que en la tuya aniden insectos?
A favor de estos valientes (sobre todo los que son bajitos y se atreven con el modelo talibán), diremos que nosotras también nos ponemos cosas estúpidas sin importarnos la opinión de los demás. Felicidades.

Source pictures: Google.

La barba, junto con la profusión de tatuajes y el corte de pelo rapado en la nuca, son la mayor tendencia en moda para hombre desde hace un par de años. Chico, si te gusta llevar barba no hagas caso a estilistas, pero hay que tener en cuenta tus rasgos para ver qué te queda mejor. Si la barba de Jesús, te favorece, pues ¡a por ella!. En el fondo es una cuestión personal.
NOTA: Si sales a ligar por la noche con tu barba talibán, ten en cuenta que antes de hablar con una chica que te ha llamado la atención, y previamente has estado cenando, fumando, bebiendo… los restos que queden en tu barba te van a delatar. No te extrañes si a las chicas no le apetece tener esa mata de pelo resfregándose por su cuerpo. Aaaggggggg

One thought on “¿Nos gustan con barba?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s