Do the numbers

 

“En NYC hay tres mujeres por cada hombre. De cada tres hombres, uno es gay y otro está casado. Hay un cabrón al que le tocan nueve mujeres para el solo.”

“There are three women for every man in NYC. For every three men, one is gay and one is married. Therefore there is a bastard who will claim nine women for himself. “

Lorenzo Parro.

Un trío la mar de diverso

10626474_10152533706174597_4729216347555904365_n

La firma de accesorios y underwear Björn Borg es famosa por sus controvertidas campañas publicitarias, sobre todo, porque en ellas intenta destacar un lado social relacionado con el amor y las relaciones. En pasadas temporadas, se ha posicionado a favor del derecho a casarse por amor en la India, bombardeado de amor en Corea del Norte con ropa interior rosa y publicado anuncios de arcoiris en Rusia. Este otoño, la firma sueca investiga nuevas formas de amor, relaciones más profundas entre humanos y robots, y anuncia un futuro donde el amor puede arder en el más duro de los corazones metálicos.

El tema no es nuevo, es más, llena miles de páginas de novelas fantásticas y películas de ciencia ficción. Ahí está por ejemplo, Bicentennial Man, con guión de Isaak Asimov, por cierto; el primer largometraje de Star Trek (1979), donde Decker se fusiona con V’Ger originando una nueva forma de vida; los sexbots de Inteligencia Artificial o, la más reciente Her, donde Joaquin Phoenix no se despega de su teléfono móvil.

Construido sobre la verdad universal de que todos (y todo) queremos ser amados, Björn Borg plantea un futuro donde pondremos un poco de picante a nuestras relaciones con un trio robótico y no sólo en el cine o los libros. El amor y el sexo han sido explorados científicamente durante décadas y se afirma que las relaciones, e incluso los matrimonios, entre hombre y robots se harán realidad en un futuro más o menos cercano.

BB_16_0173

A photographer who made youth a joy to see

 

New York City photographer David Armstrong passed away this week. The artist, whose work has been included in numerous group exhibitions including the 1995 Whitney Biennial and Emotions and Relations at the Hamburger Kunsthalle,  will remain with us through his beautiful pictures. Here are some portraits from his book 615 Jefferson Avenue.

David Armstrong, el fotógrafo underground de Nueva York, ha muerto esta semana. El artista, cuyo trabajo ha sido incluído en numerosas exhibiciones incluyendo la Whitney Biennial de 1995 y Emotions and Relations en el Hamburger Kunsthalle, será siempre recordado por sus hermosos retratos. A continuación, algunos de ellos de su libro 615 Jefferson Avenue.

 

Fidelidad e infidelidad

¿Dónde está el limite entre ambos? Depende del significado que se le otorgue a la palabra fidelidad. Si por ésta se entiende “reservar todo el interés sexual para una sola persona”, entonces es infidelidad incluso una mirada cargada de sobreentendidos. Pero esta interpretación es, evidentemente, demasiado restrictiva y deprimente: el mundo está lleno de personas que pueden gustar en teoría, o sólo desde el punto de vista estético, sin ningún tipo de consecuencias prácticas. Si, por el contrario, se considera que la fidelidad es “tener relaciones sexuales únicamente con una persona”, el límite con la infidelidad es más incierto de lo que parece. La relación sexual no empieza con un beso o con un acto aún más íntimo, sino en el momento en el cual se establece un contacto entre dos personas, aceptado por ambas. Todo lo demás no es sino consecuencia de dicho acto. Ahora bien, establecer el límite exacto es una cuestión de tolerancia individual: lo que para uno es aceptable, para el otro puede ser excesivo, y viceversa.
Hay mujeres que no se molestan si su pareja siente cierto interés por otra mujer; pero hay otras que se enfurecen por el mero hecho de ver a su pareja bromeando con otra. El límite entre fidelidad e infidelidad es siempre convencional y depende de la sensibilidad y la tolerancia de cada uno.
Antes de la relación sexual, que es la única infidelidad certera (quizás no siempre), hay infinidad de matices. Puesto que es imposible pretender que el compañero no sienta, ni siquiera tras muchos años de estar juntos, algún interés sexual por otras personas, es preciso establecer hasta qué punto se puede tolerar que se lleve adelante tal interés. Y éste es un roblema que cada uno tiene que resolver.

Pina Bausch’s dancers.

Where is the limit between them? It depends on the meaning we give to the word fidelity. If by the word fidelity we understand “preserve the sexual interest just for one person”, then is infidelity a sigh charged with intentions. But this interpretation, obviously, is too restrictive and depressing. The world is full of people that might like this theory, or maybe just from an aesthetic point of view, without practical consequences. If, for the contrary, we consider that fidelity is “having sexual relations just with one person”, the limit with infedelity is more uncertain than it seems. Everything else is a consequence of that act. Now, to stablish the exact limit is a question of personal tolerance: what it is acceptable for one person is excesive for another, and viceversa.
There are women that don´t get bothered if their partners have interest in another woman, but there are others that get furious just watching them joking with another woman. The limit between fidelity and infidelity is always conventional and depends on the sensibility and tolerance of the person.
Before the sexual relation, which is the only real infidelity (not always), there are infinitive refinements. It is impossible to pretend that your partner doesn´t feel, even after years of being together, certain sexual interest for other people, it is accurate to stablish until what point you can tolerate the increasement of that interest. And this is problem to be solved by each and everyone of us.

Los ‘toques’ que le ponen a cien

En materia de amor, la manera en que uno acaricia al otro refleja, muy a menudo, la manera cómo a esa persona le gustaría que le tocaran así, si el hombre empieza a manosearte y besarte la boca, el rostro, los brazos y te sientes ‘conectada’ con él, entonces respóndele en la misma medida porque tienes ante ti a un hombre que también le gusta que le estimulen durante el acto.

Las zonas más sensibles en el hombre son el cuello, el interior de la oreja, los labios y la boca, los párpados, el pecho, las tetillas y las axilas. Si el hombre se te acerca suavemente a esas zonas, haz lo mismo y evita caricias demasiado precisas sobre su sexo a no ser ligeras fricciones muy rápidas, en esa zona y en el interior de los muslos.

The Ballad of Sexual Dependency by Nan Golding. 1986.

In matters of love and intimacy the way one caresses is often a reflexion on our personal desires of being touched. If a man begins to grope you and kiss your mouth, face, arms and you are feeling a conection with him, then respond in the same manner because you have in fornt of you a man who likes to be stimulated while having sex.

The most erogenous zones of men are: neck, interior of ear lobe, lips, mouth, eyelids, chest, nipples and his underarms. If a man softly approaches this erogenous zones on you, reciprocate this caresses and prolongue your foreplay with lights quick strokes on the interior of his tighs.

Javier Amann: “Me gustan las chicas bastante locas”

DSC_1165baja

Javier Amann nació en Madrid en 1994. Su principal objetivo es trabajar como actor profesional, aunque sin encasillarse, porque le atrae todo tipo de arte escénico y, por ello, no para de prepararse. Javier se siente muy orgulloso de su trabajo en la adaptación teatral de La Ratonera de Agatha Christie. Respecto a su relación con las mujeres “suelo tener un contacto muy cercano puesto que, realmente, la mayoría del tiempo estoy con ellas, el 93% de mi clase son chicas. Me llaman la atención las mujeres sinceras sobre todo, que tengan valor y que estén bastante locas. Me gusta ayudar en todo lo posible a esa persona que está junto a mi y, por lo tanto, me gusta que me ayude también. Lo más importante para mí, en definitiva, es que sea mi mejor amiga, aquella persona con la que pueda compartirlo todo. En relación a ligues esporádicos… no puedo hablar demasiado porque no he tenido ninguno. No se si será por falta de interés o porque ligar se me da fatal. Necesito tiempo para llegar a una persona”.

 foto espejo

Of cops and cowboys

The Bananasplit Magazine hung out with the Naked Cowboy and New York´s Finest. While the NYPD asks you to keep your nose clean, our naked hero wants you to “stop acting like pussies”.

The Bananasplit Magazine ha estado con el Cowboy desnudo y con la policía de Nueva York. Mientras que el Departamento de Policía de la ciudad te pide que te mantengas a raya, nuestro héroe desnudo quiere que “dejes de actuar como una niñata”.

El ‘Dream Team’ de Alexander Wang y H&M

Andy Carroll

Como cada noviembre, el coloso del prêt-à-porter sueco, H&M pone a la venta la colección realizada en colaboración con algún diseñador de renombre. Esta vez (se pone a la venta en la tienda online y algunas boutiques escogidas de la firma en todo el mundo), el diseñador elegido ha sido Alexander Wang que ha hecho una auténtica y apetecible revisión de los uniformes deportivos pero, adaptándolos a la calle. Boxeadores y jugadores de rugby urbanos han resultado ser la fantasía del diseñador norteamericano que, para presentar en sociedad, ha contado con dos estrellas del deporte: el jugador de fútbol británico Andy Carroll y el kick bóxer de Cabo Verde Rivaldino ‘Riva’ do Santos. Hay que decir que Riva ha quedado en el tercer puesto del ranking Top Black Models 2014. Un bellezón, sin duda.

Rivaldino ‘Riva’ do Santos

 

Til the end of time

 

Soul singer-songwriter and record producer Timothy Bloom released his  album “The Budding Rose” in 2010, which contained the video for the single “Til the End of Time”.  The video featured V Bozeman and is, in the artist´s words, a rebirth of life and just love.  Judge yourself.  One love.

Timothy Bloom, productor y cantante de soul, publicó en 2010 “The Budding Rose”, el álbum contiene el vídeo “Til the end of time” y cuenta con la colaboración de la cantante V Bozeman. En palabras del artista, la pieza trata sobre el renacer de la vida y el amor. No te lo pierdas.

Male Realdoll

Seguro que habéis visto alguna vez esas muñecas que parecen mujeres reales y que son uno de los juguetes sexuales más sofisticados de nuestro tiempo. Bien, pues también existe la versión masculina. Tienen una peculiaridad, no sólo se pueden encargar con rasgos y color de piel específicos, también se les puede cambiar el pene a gusto del consumidor. El juguete cuesta alrededor de los 6000 dólares. ¿Qué os parece el muñequito?

We are sure you have seen those sex dolls that look like real women and are sofisticated sex toys. Well, there is also the male version. They have a peculiarity,  not only can they be ordered with specific features and skin color, the penis size can also be changed to match consumers´ taste. The toy costs about $ 6,000. What do you think  of this doll?

Abyss Creations

Las parejas de Claire StreetArt

El nombre que utiliza esta artista (además de hacer ilustración y fotografía) para intervenir las calles es Claire StreetArt. Sus intervenciones urbanas se caracterizan por impresionantes imágenes en 2D (grandes dibujos en papel o proyectados) en espacios en 3D (muros cerca de su casa, en la escuela, en salas de exposiciones…). “La necesidad de jugar con las dimensiones reales que me rodean ha sido siempre una preocupación en mi trabajo”, concretó la artista en una entrevista.

claire-streetart (28)[2]

La ciudad de París, donde ella vive, le permite múltiples decorados y, también, una interacción con el público casi inmediata. Y simpre cuenta con la ayuda de amigos (parejas) para realizar sus dibujos porque Claire utiliza un lenguaje muy legible y universal: el amor. Este implica, por siempre y para siempre, a gente de todo el mundo, de todas las edades y de todas las condiciones sociales.

claire-streetart (1)[2]

A Claire le gusta analizar el efecto final que creará al pegar uno de sus obras en un emplazamiento determinado. Desarrolla rápidamente el efecto global de la imagen: la pareja, la decoración y la relación entre uno y otro depende del espacio. “Necesito que el juego visual y la gráfica funcione independientemente del medio. La imagen final me absorbe en absoluto. Es un juego entre el 2D y el 3D. “En cuanto a las herramientas, Claire utiliza su cámara de fotos, ordenador, papel, pintura, un par de tijeras, pegamento… y en tan sólo 3 minutos, ¡una pareja se está besando en una pared!

claire-streetart (21)[2]

Get it done

“A woman needs to be sure of herself. I dated a girl who always said “I wish I did this… I wish I did that”. I want a girl who says “I will do this” and then the next time I speak to her she´s done it”.

“Una mujer tiene que estar segura de sí misma. Salí con una chica que siempre decía “me hubiera gustado hacer esto o lo otro”. Quiero una chica que diga “voy a hacer esto” y la próxima vez que la vea, lo haya hecho”.

Cuestión de tacto

Las caricias que tienen lugar durante la relación íntima son, quizás, lo que más influye en el aumento del deseo y, también, en las ganas de profundizar, aún más, de investigar el cuerpo que, en aquel momento, sólo se está acariciando con la yema de los dedos, con los labios, o con cualquier otras partes del cuerpo.
Una caricia que se hace en el momento preciso es quizás el capítulo más importante del conocimiento del sexo. Las zonas erógenas, es decir, aquellas zonas que producen placer, se van localizando a medida que una relación se va desarrollando y haciendo más íntima en el plano sexual.
Si no conocemos los puntos débiles del cuerpo de nuestra pareja tenemos pocas probabilidades de proporcionarle ese grado de placer que culmina en la cúspide amorosa.
En una de las obras de los sexólogos Masters & Johnson describen el caso de una paciente que se sentía mortificada por la falta de caricias por parte de su marido. Para ella, el coito tenía lugar ‘en frío’ y, por otro lado, no se atrevía a pedirle a su marido que la acariciara.
Los dos profesionales describen el caso y lo comentan de una forma clara: la mujer tenía que reclamar las caricias que el marido no le daba. En caso de respuesta negativa, debía suspender todo tipo de relación con su pareja, tan poco atenta. El remedio era, tal vez, más doloroso que el mal pero todos sabemos que a menudo abstenerse hace aumentar el deseo y desarrolla la fantasía.
En la relación íntima, las sensaciones táctiles tienen una importancia que no hay que desperdiciar.

 

Anne Hathaway and Jake Gyllenhaal en "Love and Other Drugs"

Anne Hathaway and Jake Gyllenhaal en “Love and Other Drugs”

Cuddles and gentle touches that occur during an intimate relationship are perhaps the most influential in increasing desire. They also deepen further the desire to investigate the body you are with.  Just stroking with your  fingertips, lips, or any other body parts.
A caress that is done at the right time is perhaps the most important chapter of sexual knowledge. Erogenous zones are discovered go as a relationship develops
.
If you do not have awareness of your partner´s erogenous weaknesses you have little chance of providing that level of pleasure that culminates in the loving cusp.
In one of the works of sexologists Masters and Johnson described the case of a patient who was mortified by the lack of caresses from her husband. For her, intercourse took place cold’ and on the other hand, did not dare to ask her husband to touch her.
The two professionals describe the case and discuss in a clear way: the woman had to claim the caresses that her husband did not give her. If not, should suspend all relations with your partner, so little attentive. The remedy was perhaps more painful than the complaint she had but we all know that refrain often increases the desire and fantasy unfolds.
In the intimate, tactile sensations have an importance which should not be missed.

Condom Dress

Striving to raise awareness about AIDS prevention, Brazilian artist Adriana Bertini uses thousand of quatily test rejected condoms in each of her creations, cutting, dyeing and sewing them into dresses, skirts and suits.

This one above is exhibited at the Museum of Sex of NYC.

Como parte de una campaña para la prevención del SIDA la artista brasileña Adriana Bertini confecciona vestidos, faldas y trajes con condones que no han pasado los controles de calidad.

Este vestido pertenece a la colección del Museo del Sexo de Nueva York.

El poder de la lencería… negra

A la mujer dispuesta a llevar la seducción hasta sus últimas consecuencias, cualquier experto le aconsejaría lencería especial, lo que se denomina, lencería fina, aquella confeccionada con encajes y tejidos finos. El desnudo absoluto no es tan excitante. En las fotografías eróticas tomadas por los profesionales a lo largo de los años, las modelos siempre tienen una lencería íntima muy refinada, minúscula, de consistencia ligera y el negro… es casi el color de rigor.
parece, en efecto, que el color de del pecado es precisamente el negro y que ninguna mujer renuncia a tener un juego de ropa interior (de los caros) de este color cuando tiene un amante o cuando hay una persona que puede llegar a serlo.
La elección entre una desnudez vestida con casi nada y una desnudez integral depende de las preferencias de la pareja aunque, lo cierto, es que la ropa íntima desempeña un gran papel en el antiguo juego de la seducción.

A woman who is willing to take the act of seduction to a more direct conclusion, is well advised by any expert on the powers of special lingerie. What is called? lingerie, those made ​​with lace and delicate silks. The absolute-bare is not as exciting. In the erotic photographs taken by professionals over the years, the models always have a very refined intimate lingerie, tiny, light consistency and black color… it’s almost de rigueur.
seems, indeed, that the color of sin is precisely that light black and disclaims any woman have a set of underwear (expensive) let there be no one that does not keep a special tiny lace black lingerie reserved for her special lover or a person that can become so… The choice between naked and wearing next to nothing and an integral nudity depends on the preferences of the couple though, the truth is that underwear plays a great role in the ancient game of seduction.

 

Colección Otoño-invierno 2014-15 de Andrés Sardá

Colección Otoño-invierno 2014-15 de Andrés Sardá

Basket love

Run into these two guys in a basketball court in Weehawken. They were playing while discussing relationships.

They agree in hating when women think that they know men based on previous experiences.

Encontramos a estos dos chicos jugando al baloncesto mientras hablaban sobre relaciones. Los dos se pusieron de acuerdo en decir que odian cuando las mujeres creen que conocen a los hombres basándose en experiencias anteriores.

Iron Hole

Fashion dolls and figurines are transformed into robotic actors in Michael Sullivan pornographic stop animation film, “The sex life of robots”. Sullivan who has worked as an animator and prop fabricator for over twenty years, describes the film as “footage of every conceivable sperm transfer device that is performed by robot pornographers and their well lubricated machines”.

The plot of Sex Life of Robots is centered around a baby robot and a mother robot who are looking for pornography in the computer of their home. In this process, scenes of sexual intercourse among robots are shown in their computer screen.

Here some of the robots as seen on the Museum of Sex of NYC.

Muñecas de moda y figurines se transforman en actores robóticos en La vida sexual de los robots” de Michael Sullivan, una película de animación pornográfica. Sullivan, que ha trabajado como animador y fabricante de utilería durante más de veinte años, describe la película como material de archivo de todos los dispositivos de transferencia de esperma concebibles y realizados por robots y sus máquinas bien lubricadas“.

La trama de la cinta se centra alrededor de un bebé robot y su madre que buscan pornografía en el ordenador de su casa. En este proceso, encuentran escenas de relaciones sexuales entre robots.

A continuación podéis ver algunos de los robots expuestos en el Museo del Sexo de Nueva York.